Saltar al contenido

Virgen del Puerto Plasencia: un tesoro espiritual y natural

    La Ermita de la Virgen del Puerto de Plasencia es un lugar de increíble belleza, situado en un paraje natural. Aunque es muy conocida y apreciada por los habitantes de Plasencia al albergar a la patrona de la ciudad, no es tan conocida por los turistas y visitantes. Sin embargo, la Ermita o Santuario de la Virgen del Puerto es un lugar que vale la pena visitar.

    virgen del puerto plasencia

    El origen de esta ermita se remonta al siglo XVIII, aunque se tiene constancia de que existió un templo anterior en el mismo lugar. Según una leyenda popular, la Virgen se apareció a un pastor en un cancho conocido como el Cancho de las tres cruces. Los vecinos y autoridades encontraron la imagen de la Virgen en ese lugar y decidieron construir un santuario en ese sitio. Sin embargo, los materiales que dejaban en el lugar desaparecían y aparecían en el puerto de montaña cercano, lo que interpretaron como el deseo de la Virgen de tener su santuario en ese lugar. Es por eso que hoy en día podemos admirar la Ermita de la Virgen del Puerto Plasencia en su ubicación actual.

    Virgen del Puerto en Plasencia: devoción y belleza en un entorno único

    La Virgen del Puerto fue declarada patrona de la Ciudad de Plasencia y coronada en el año 1952. El santuario en sí es una hermosa construcción del siglo XVIII, con una fachada principal adornada con un frontón, un óculo y dos escudos, uno de Plasencia y otro de los Marqueses de Mirabel. En su interior, destacan los azulejos talaveranos que representan escenas marianas, incluyendo la leyenda del Cancho de las tres cruces.

    El entorno de la Ermita de la Virgen del Puerto es simplemente espectacular. Se encuentra en la Dehesa de Valcorchero, rodeada de impresionantes canchos y alcornoques. El exterior de la ermita está rodeado por una muralla de piedra y cuenta con un paseo de cantería que permite contemplar paisajes incomparables, como la magnífica dehesa, una panorámica de la ciudad de Plasencia y el inicio del Valle del Jerte. Además, se puede disfrutar de agradables paseos por la dehesa, donde se encuentran abundantes canchos y árboles, incluyendo espárragos trigueros en temporada.

    La Ermita de la Virgen del Puerto Plasencia se encuentra a unos 5 km del centro de la ciudad. Se puede llegar haciendo una pequeña ruta caminando por el antiguo camino medieval o en coche a través de una estrecha carretera que parte desde el hospital de Plasencia y conduce directamente al santuario. A lo largo del camino, es común encontrar a muchos habitantes de Plasencia que suben a la ermita caminando o en bicicleta, ya que es un recorrido frecuentado por los lugareños.

    Sin importar el medio de transporte que elijas, visitar la Ermita de la Virgen del Puerto de Plasencia es una experiencia que te permitirá disfrutar de la belleza natural y espiritual de este lugar emblemático.

    Junto con el Santuario del Puerto, no debes dejar de visitar

    Si necesitas información adicional, no dudes en visitar nuestro menú principal sobre Turismo en Plasencia