Saltar al contenido

Parque de los Pinos de Plasencia, el popular Parque de los Patos

    El Parque Los Pinos, conocido popularmente como «los patos», es un remanso de frescura en la ciudad de Plasencia. Durante los calurosos días de verano, este parque se convierte en un refugio donde se puede disfrutar de un merecido respiro. Situado en la intersección de la avenida de la Hispanidad y la avenida de Extremadura, el parque cuenta con varias entradas, además de accesos laterales.

    El Parque Los Pinos de Plasencia o Parque de los Patos, debe su nombre a la presencia de numerosas aves que viven en libertad y se sienten cómodas en este entorno. Al adentrarse en el parque, se es recibido por un arco de entrada construido por el famoso maestro de obras municipal, Francisco (Paco) Mirón. Los patos, cisnes y una gran variedad de pequeñas aves, así como los majestuosos pavos reales con sus llamativos colores, incluyendo aquellos completamente blancos, son los inquilinos permanentes de este parque, que abarca alrededor de cinco hectáreas de extensión. Estas aves brindan un encanto especial al lugar, convirtiéndolo en un espacio pintoresco y lleno de vida.

    En su origen, el Parque Los Pinos de Plasencia albergaba un depósito de agua que abastecía a la ciudad en los primeros años del siglo XX. Esta agua provenía de Cabezabellosa y atravesaba el monte de Valcorchero. Es interesante destacar que la construcción de este parque contó con la mano de obra de presos políticos, un hecho que se recuerda en una placa conmemorativa.

    El parque se caracteriza por su exuberante vegetación, con una gran cantidad de árboles, especialmente pinos, que le dan su nombre. Estos árboles proporcionan sombra y frescura, creando un ambiente agradable y acogedor. Además, el Parque Los Pinos de Plasencia cuenta con amplias áreas verdes donde se puede disfrutar de momentos de tranquilidad, hacer un picnic o simplemente relajarse bajo la sombra de los árboles.


    Debes saber que, al tener animales en libertad, es el único parque de la ciudad que no permite la entrada de mascotas ni el acceso con vehículos de ningún tipo (patines, bicicletas, patinetes,…)


    Además de su belleza natural, el parque ofrece diferentes servicios y comodidades para los visitantes. Dispone de bancos para descansar, zonas de juegos infantiles para que los más pequeños se diviertan y áreas para practicar deportes al aire libre. También es un lugar ideal para dar un paseo y disfrutar de la naturaleza en pleno corazón de la ciudad.

    En definitiva, el Parque Los Pinos, conocido como «los patos», es un espacio verde lleno de encanto y tranquilidad en Plasencia. Con su rica historia y su exuberante vegetación, ofrece a los visitantes la oportunidad de disfrutar de momentos de relajación y conexión con la naturaleza. Ya sea para dar un paseo, hacer ejercicio o simplemente disfrutar de un momento de paz, este parque es un lugar imperdible en la ciudad.

    Parque de los Pinos en Plasencia: un lugar de encuentro familiar

    El Parque Los Pinos abarca una extensión de 53,900 metros cuadrados y se adapta a la orografía del terreno en el que fue construido. Este terreno presenta diferentes altitudes en distintas zonas, siendo su punto más alto de 415 metros sobre el nivel del mar, mientras que la parte más baja se sitúa a 380 metros. La mayor parte del arbolado del parque está compuesta por especies autóctonas de la zona, como pinos, encinas y alcornoques, entre una amplia variedad de árboles y arbustos.

    Además de las especies locales, el Parque Los Pinos también alberga árboles de otros continentes, como la majestuosa Sequoya, que puede llegar a superar los 100 metros de altura, y el Ginkgo biloba, único en el mundo por sus características. El parque destaca por su diversidad de aves, entre las que se encuentran aves acuáticas como patos, cisnes, gansos, cigüeñas, garzas y grullas, que anidan en las cercanías de las charcas y estanques del parque.

    Este parque es considerado uno de los «pulmones verdes» de la ciudad, junto con el Parque de la Isla, ya que ambos son los espacios verdes más grandes de la zona. Su importancia radica tanto en su diversidad de fauna como en su variedad botánica. El Parque Los Pinos se ha convertido en un lugar de interés, donde se puede disfrutar de la naturaleza y apreciar la biodiversidad presente en el entorno urbano de la ciudad.

    Más datos en: Cosas que hacer en Plasencia