Saltar al contenido

Palacio Carvajal Plasencia, historia y elegancia

    El Palacio Carvajal Girón en Plasencia perteneció a la distinguida familia Carvajal, reconocida en varios municipios del norte de Extremadura, aunque originalmente procedían de Valencia de Campos, en León. Entre los personajes ilustres de esta familia se destacan Isabel de Carvajal, la famosa bandida conocida como «La Serrana de la Vera», y Don Gutierre Vargas de Carvajal, quien a los 18 años ya era obispo de Plasencia. Con el tiempo, la familia Carvajal se unió a la familia Girón.

    palacio carvajal plasencia

    El palacio fue construido a finales del siglo XVI en estilo marierista, que corresponde a la última etapa del Renacimiento, sobre los restos de antiguas casas medievales. Inicialmente, el edificio fue utilizado por la familia Carvajal, pero con el paso del tiempo sufrió deterioro y requería mantenimiento y mejoras que no se llevaron a cabo.

    No fue hasta el año 2007, cuando una empresa privada presentó el proyecto de rehabilitación integral del edificio, con el objetivo de convertirlo en un precioso hotel con 28 habitaciones, tal como lo conocemos en la actualidad. Gracias a esta iniciativa, se logró preservar y poner en valor este histórico edificio, brindando a los visitantes la oportunidad de disfrutar de su encanto y belleza arquitectónica.

    Ubicación privilegiada del Hotel Carvajal en Plasencia

    El diseño de interiores del hotel fue concebido siguiendo la filosofía de «Vive Despacio», buscando crear espacios que inviten a la relajación y fomenten el autocuidado. Tanto las habitaciones como los salones están diseñados para brindar una experiencia de calma y tranquilidad, permitiendo a los huéspedes y visitantes dedicarse tiempo a sí mismos y disfrutar de momentos de mimo y descanso.


    Contacto del Hotel Palacio Carvajal Girón:

    Dirección: Pl. Ansano, 1, 10600 Plasencia, Cáceres

    Teléfono: 927 42 63 26


    Se ha logrado una armoniosa combinación entre el edificio histórico y una decoración moderna, que resalta la belleza estructural del lugar y, al mismo tiempo, ofrece las comodidades más actuales. Cada detalle ha sido cuidadosamente seleccionado para garantizar el confort y satisfacción de los visitantes, creando un ambiente acogedor y sofisticado.

    El objetivo del Hotel Carvajal en Plasencia es que cada persona que lo visite pueda desconectar del ritmo frenético de la vida cotidiana y sumergirse en un entorno sereno y agradable. Ya sea disfrutando de la intimidad de las habitaciones o relajándose en los espacios comunes, los huéspedes encontrarán un refugio donde podrán recargar energías y disfrutar de momentos de bienestar.

    El edificio alberga varias curiosidades que vale la pena mencionar

    La majestuosa fachada del hotel Palacio Carvajal Plasencia, construida con sillería almohadillada, da la bienvenida a los huéspedes a través de una impresionante puerta de entrada.

    Si observas detenidamente el suelo junto a la puerta, encontrarás una gran piedra de granito con dos hendiduras a los lados. ¿Te preguntas cuál es su propósito? Estas hendiduras fueron diseñadas estratégicamente para evitar que la piedra se convirtiera en un obstáculo para los carros de caballos que ingresaban al edificio. Gracias a esta inteligente solución, los visitantes podían ingresar sin experimentar ningún sobresalto, disfrutando de un acceso suave y cómodo.

    El Zaguán, también conocido como el hall de entrada o recibidor, es la sala que se encuentra el visitante al ingresar al palacio.

    En el pasado, cuando los coches de caballos eran el medio de transporte común, los señores descendían de los caballos en el Zaguán. Si alguna vez has intentado bajarte de un caballo, sabrás que no es una tarea sencilla. Es por eso que se construyeron estos escalones de piedra, para facilitar a los señores del palacio el subir y bajar de sus monturas con comodidad.

    En la actualidad, el Zaguán ha sido transformado en la recepción del hotel. Los escalones decorativos aún se conservan, añadiendo un toque de protagonismo y preservando la historia y la elegancia del lugar.

    En el pasado, el palacio Carvajal de Plasencia disponía de su propia bodega, donde la familia producía y almacenaba grandes tinajas de aceite.

    En la actualidad, estas tinajas se han integrado en la decoración del hotel, ubicadas junto al restaurante y en el zaguán. Curiosamente, lo que antes era la bodega del palacio se ha convertido en la piscina climatizada del hotel. ¿Qué preferirían tener en el siglo XVI, una piscina climatizada o una bodega?

    El Torreón es una joya oculta que pasa desapercibida para muchos. Para descubrirlo, es necesario recorrer los pasillos que conducen a las habitaciones de la última planta del hotel o subir a la terraza-mirador, que está abierta al público durante el verano. Recomendamos encarecidamente disfrutar de una bebida refrescante en este lugar, ya que ofrece una de las vistas más impresionantes de la ciudad, capaz de conmover a cualquiera.

    Junto con el Palacio Carvajal Girón, te gustará visitar:

    Más documentación en: Información para el Turista de Plasencia