Saltar al contenido

Catedral Plasencia: un paseo por la esencia religiosa

    En el año 1189, el rey Alfonso VIII fundó la ciudad de Plasencia con el objetivo de establecer un bastión defensivo contra los musulmanes y expandir el territorio cristiano en el oeste de la península ibérica. Esta fundación dio lugar a la creación de la Sede Episcopal de Plasencia, que administraba una extensa diócesis que abarcaba desde Béjar hasta Trujillo. La catedral de Plasencia se convirtió en símbolo de la profunda religiosidad que ha caracterizado históricamente a esta ciudad y de la importancia de la organización eclesiástica en la región.

    catedral plasencia
    Vista de la Catedral desde la calle Trujillo

    Hoy en día, la ciudad cuenta con dos catedrales de Plasencia dedicadas a la Virgen María: la Catedral Nueva y la Catedral Vieja o de Santa María. Estas dos magníficas construcciones conforman el conjunto arquitectónico y artístico más destacado de la ciudad. Aunque ambas están incompletas, cada una posee su encanto único.

    La Catedral Nueva, con su imponente cabecera y crucero, destaca por su amplitud, lujo y estilo más moderno. Aunque le faltan las naves del cuerpo y la fachada principal, su esplendor no pasa desapercibido. Por otro lado, la Catedral Vieja, más austera y primitiva, brinda una experiencia íntima y misteriosa. Aunque carece de cabecera y crucero, la conexión entre ambas catedrales a través de una fractura plástica crea una interesante fusión arquitectónica.

    Explorar este conjunto catedralicio es sumergirse en una diversidad de espacios, fachadas y figuras que deleitan a los visitantes. Tanto si te maravillas con la amplitud y elegancia de la Catedral Nueva como si te cautivas con la austeridad y el misterio de la Catedral Vieja, te espera una experiencia inolvidable.

    No pierdas la oportunidad de adentrarte en la historia y el arte de Plasencia a través de estas dos catedrales excepcionales. Su presencia imponente y su riqueza artística te transportarán a épocas pasadas y despertarán tu curiosidad y admiración.

    Y si viajas con niños, no dejéis de buscar «La Torre del Melón»: a diferencia de otras catedrales de estilo similar, como la de Salamanca o la catedral de Toro, la cúpula de la torre de la Catedral de Plasencia destaca por su elegancia y proporciones. En lugar de tener una forma achatada, como las mencionadas, su cúpula es notablemente estilizada. Por este motivo, la torre es popularmente conocida como «La Torre del Melón», ya que su forma nos recuerda a la silueta de esta deliciosa fruta.

    El fascinante misterio de las Dos Catedrales de Plasencia

    ¿Por qué Plasencia tiene dos catedrales? Descubre por qué esta ciudad cuenta con una doble joya arquitectónica

    Plasencia cuenta con dos catedrales debido a un hecho histórico particular. La construcción de la Catedral Nueva comenzó en el siglo XIII, pero en el siglo XV se decidió ampliar y mejorar su estructura. Para llevar a cabo esta expansión, fue necesario derribar parte de la Catedral Vieja o de Santa María, que se encontraba en el mismo lugar.

    A medida que avanzaban las obras de la Catedral Nueva, se generó una transición arquitectónica entre ambas edificaciones. La Catedral Nueva se caracteriza por su estilo gótico y su imponente presencia, mientras que la Catedral Vieja exhibe un estilo románico más austero y primitivo.

    Si bien la Catedral Nueva fue terminada en gran parte, algunas secciones nunca fueron completadas, como las naves del cuerpo y la fachada principal. Por otro lado, la Catedral Vieja perdió su cabecera y crucero durante la ampliación de la Catedral Nueva.

    Catedral Nueva y Catedral Vieja: dos tesoros arquitectónicos en Plasencia

    Aunque las dos catedrales están incompletas, su presencia única crea un conjunto arquitectónico y artístico de gran relevancia en Plasencia. Ambas catedrales son testigos de la historia y la religiosidad que han caracterizado a la ciudad a lo largo de los siglos. Cada una tiene su propia belleza y encanto, ofreciendo a los visitantes una experiencia única y enriquecedora.

    Adéntrate en la historia y el esplendor arquitectónico de Plasencia al descubrir las dos joyas catedralicias: la Catedral Vieja y la Catedral Nueva. Ambas te sorprenderán con sus fachadas imponentes y llenas de detalles. La Catedral Vieja, con su estilo románico austero, cautiva con su sobriedad y sus esculturas de gran expresividad. Por otro lado, la Catedral Nueva, de estilo gótico, te maravillará con su elegante fachada y su intricada ornamentación. Contempla estos magníficos exponentes de la arquitectura sacra mientras te sumerges en la rica historia de Plasencia.

    El Claustro de la Catedral de Plasencia es una verdadera joya arquitectónica. Construido en estilo gótico flamígero, es considerado uno de los claustros más destacados de España. Sus arcos apuntados, columnas esbeltas y delicados detalles escultóricos te transportarán a tiempos pasados mientras recorres sus galerías.

    Por otro lado, el Retablo Mayor de la Catedral de Plasencia es una obra maestra del arte sacro. Realizado en estilo renacentista, es uno de los retablos más importantes de la región. Sus paneles tallados y pintados representan escenas religiosas y figuras sagradas, creando una composición visualmente impactante. Admira la minuciosidad y el talento artístico de esta pieza mientras exploras el interior de la catedral.

    Tanto el Claustro como el Retablo de la Catedral de Plasencia son ejemplos impresionantes del arte y la arquitectura que te esperan en este magnífico lugar. Sumérgete en su belleza y deja que te cuenten historias de épocas pasadas mientras descubres la riqueza cultural y espiritual de Plasencia.

    El Patio enlosado

    Desde las primeras horas de la mañana, el acceso público nos permite contemplar, desde el encantador Patio enlosado, la impresionante fachada sur de la catedral. Atravesando una de las dos puertas que conducen al patio, nos encontramos frente a una vista espectacular de la muralla y las casas que la rodean. Aquí podemos apreciar la imponente muralla principal, así como una barbacana adicional, una pequeña muralla que complementa la defensa del muro principal. Esta combinación arquitectónica nos transporta a épocas pasadas y nos sumerge en la rica historia de este lugar.

    Se trata de uno de los rincones mágicos que rodean la majestuosa Catedral y la ciudad. Enmarcado por la popularmente conocida como Puerta del Enlosado al sur, encontramos la imponente Torre defensiva del siglo XIV que perteneció a la antigua catedral al este, y la Torre románica de influencia bizantina de la sala capitular al oeste. El espacio se completa con un muro adornado con una elegante balaustrada que se eleva sobre la muralla. El contraste entre los elementos escultóricos y estéticos de la Torre del Melón, la estructura clásica de la portada que evoca un arco de triunfo, y la torre fortaleza, crea un entorno monumental de una belleza sin igual. El Enlosado evoca la atmósfera del Patio Chico en las catedrales de Salamanca, con la Torre del Gallo y la fachada sur de la Catedral Nueva, aunque este rincón en particular es más íntimo, más cercano y profundamente entrañable.

    Catedral de Plasencia: descubre su horario y precios para una visita inolvidable

    Si estás planeando acceder al interior de estos tesoros arquitectónicos, te recomendamos dirigirte a la página web oficial de las Catedrales de Plasencia. Allí encontrarás información detallada sobre las visitas, horarios y la posibilidad de adquirir entradas online para una experiencia sin contratiempos.

    Es importante tener en cuenta que los horarios de apertura pueden variar según la temporada. Durante el verano, las catedrales suelen ampliar sus horas de visita para que puedas disfrutar al máximo de su esplendor. En invierno, los horarios pueden ser más reducidos, por lo que te sugerimos verificar los horarios actualizados en la página web antes de planificar tu visita.

    Las Catedrales de Plasencia ofrecen diferentes tipos de entradas para adaptarse a las necesidades de cada visitante. Podrás elegir entre entradas individuales, reducidas y, en algunos casos, incluso entradas gratuitas. Esta variedad de opciones permite que todos los amantes del arte y la historia puedan disfrutar de estas joyas arquitectónicas sin obstáculos.

    Recuerda que la página web de las Catedrales de Plasencia es tu fuente de información fiable para conocer los detalles de tu visita. Desde horarios hasta precios y opciones de compra de entradas, encontrarás todo lo que necesitas para planificar tu recorrido y asegurarte una experiencia inolvidable.

    No dudes en visitar la página web de las Catedrales de Plasencia y asegurarte de tener toda la información necesaria antes de explorar estos magníficos templos. ¡Te esperamos con los brazos abiertos para que descubras la grandeza y la historia que encierran las Catedrales Nueva y Vieja de Plasencia!

    No muy lejos de las Catedrales de Plasencia, descubrirás:

    Para más información dirígete a nuestro menú principal de Qué ver en Plasencia