Saltar al contenido

Casa del Deán Plasencia: un tesoro arquitectónico de época

    En el corazón de la ciudad, se encuentran dos impresionantes edificios que, aunque parecen uno solo, son la Casa del Doctor Trujillo y la Casa del Deán en Plasencia. A principios del siglo XX, fueron unidos interiormente para convertirse en la que ha sido hasta hace poco, sede del Palacio de Justicia, pero cada uno conserva su propia esencia y estilo.

    casa del dean - casa del doctor trujillo

    Tesoros ocultos: Casa del Deán Plasencia un icono de la ciudad cargado de historia

    La Casa del Deán es una magnífica residencia palaciega del siglo XVII que debe su nombre a los deanes de la Catedral que alguna vez la habitaron. Su imponente arquitectura de sillería y su entrada adintelada, con columnas toscanas, nos transportan a una época de esplendor y distinción.

    La fachada de esta joya arquitectónica destaca por su imponente balcón en ángulo, de estilo neoclásico y con un elegante orden corintio. Coronando este balcón se encuentra el monumental escudo de armas de D. Antonio Paniagua de Loaisa, con su composición de rosas y flor de lis, símbolos representativos de su linaje. La balaustrada del balcón y las rejas que la rodean son un magnífico ejemplo de la exquisita rejería española de la época.

    La Casa del Deán es un verdadero tesoro arquitectónico que nos sumerge en la grandeza y el refinamiento de tiempos pasados. Su imponente presencia y detalles ornamentales nos hablan de la importancia y el estatus de aquellos que la llamaron hogar. Una visita a este palacio es un viaje en el tiempo, donde se puede apreciar la maestría de la arquitectura y el legado histórico de Plasencia.

    Descubriendo la belleza de la Casa del Doctor Trujillo

    Por otro lado, la Casa del Doctor Trujillo es un fascinante compendio de estilos arquitectónicos, combinando elementos platerescos y góticos. Su construcción se llevó a cabo entre los siglos XIV y XVI. En su fachada destaca una galería con seis arcos en la parte superior, mientras que en la planta baja se conserva una hermosa rejería de la época. El nombre de la casa proviene del Arcediano de Trujillo, Alfonso Fernández de Medina, quien habitó en ella en el siglo XV.

    Estos dos impresionantes edificios, unidos en el tiempo y el espacio, son un testimonio vivo del esplendor arquitectónico de Plasencia. Cada uno con su propio carácter y detalles únicos, nos transportan a épocas pasadas y nos permiten apreciar la riqueza histórica y cultural de la ciudad. Una visita a la Casa del Deán y del Doctor Trujillo es un verdadero viaje en el tiempo, donde la belleza y la historia se entrelazan de manera sublime.

    A pocos minutos de la Casa del Deán, te encontrarás con:

    Si necesitas información adicional, no dudes en visitar nuestro menú principal sobre Turismo en Plasencia