Saltar al contenido

Ayuntamiento de Plasencia: testigo histórico de la ciudad

    El Palacio Municipal, ubicado en la Plaza Mayor de nuestra encantadora, en la provincia de Cáceres, es el imponente edificio que alberga la sede del Ayuntamiento de Plasencia.

    El actual edificio es una reconstrucción historicista realizada por el arquitecto José Manuel González Valcárcel en 1966. Inspirándose en el diseño renacentista concebido por Juan de Álava en 1523, el arquitecto se encargó de preservar la esencia y el estilo original del edificio, atendiendo a las demandas de los regidores de contar con portales y corredores.

    ayuntamiento plasencia

    El Palacio Municipal de Plasencia, con su imponente presencia y su rica historia, se erige como un auténtico testigo de la grandeza de la ciudad. Su arquitectura y sus elementos emblemáticos nos invitan a sumergirnos en el pasado y a valorar el legado cultural que perdura en cada rincón de esta maravillosa localidad.

    En su fachada izquierda, se pueden apreciar una magnífica doble arcada renacentista, adornada con el escudo de Carlos I de España. Del lado opuesto, se eleva una torre-campanario que alberga el símbolo más emblemático de la ciudad: el Abuelo Mayorga, un autómata encargado de marcar las horas y brindar su encanto a la población.

    Al adentrarnos en su interior, nos deleitamos con la belleza de la puerta de la Capilla y el Archivo, datados en 1569, que nos transportan a épocas pasadas. Además, podremos apreciar una inscripción conmemorativa que rememora la toma de Granada por los Reyes Católicos, que anteriormente se encontraba sobre la puerta de Talavera hasta su lamentable destrucción.

    El Abuelo Mayorga: el emblema vivo del Ayuntamiento de Plasencia

    En lo más alto de la torre renacentista del Ayuntamiento de Plasencia, se encuentra el icónico Abuelo Mayorga, una figura que se ha convertido en el símbolo por excelencia de la Plaza Mayor. Aunque la construcción de la torre se remonta a 1546, el primer Mayorga no hizo su aparición hasta casi dos siglos después, en 1743. Este dato marca el primer registro oficial del muñeco, aunque se cree que ya existía con anterioridad, ya que un cronista de la ciudad lo menciona en un documento conmemorativo del 700 aniversario de la fundación de Plasencia por Alfonso VIII.

    Aunque el nombre de Mayorga se asocia comúnmente al muñeco, en realidad es el reloj el que lleva este nombre. Es probable que el reloj se instalara en el siglo XV, cuando la ciudad estaba bajo el gobierno de la familia Zúñiga, y se especula que pudo ser un regalo de Leonor de Pimentel, esposa de Pedro de Zúñiga, en honor a la ciudad de Plasencia, tomando el nombre del lugar de origen del padre de Leonor. Otra versión sugiere que el primer relojero era de Mayorga de Campos, un pueblo en la provincia de Valladolid, a 289 km de Plasencia. Lo único que se sabe con certeza es que se encargó a un escultor la creación de una figura humana con un gorro rojo, que es la que aún hoy se encuentra en el lugar y que marca las medias horas y las horas en punto con el toque de una campana.

    A lo largo de los siglos, ha habido varias figuras del Abuelo Mayorga. El original fue destruido por los franceses durante la Guerra de la Independencia en 1811. Posteriormente, se repuso hasta su retirada en 1936, durante la Guerra Civil, no debido a la guerra en sí, sino porque su peso retrasaba el funcionamiento del reloj. El muñeco actual, que mide 2 metros de altura y pesa 85 kg, fue colocado en su posición actual en 1973.

    El Abuelo Mayorga, con su presencia imponente y su tradición centenaria, encarna el espíritu de la historia y la identidad de la Plaza Mayor de Plasencia. Su figura continúa maravillando a locales y visitantes, manteniendo vivo el legado cultural y la conexión con el pasado de esta encantadora ciudad.

    A dos minutos del Ayuntamiento, se encuentra:

    Más información extra en nuestro menú principal de Turismo en Plasencia